LETRA

Déjenme seguir cantando

Candombe

Es negra la noche
repica fuerte el tambor,
el ritmo, que es negro,
se mete en el corazón.

Arriba la luna
se mece como un farol 
y adentro del pecho
la espina se vuelve flor.

Déjenme seguir cantando
que este canto es oración
y se eleva como un rezo
al repique del tambor.

Déjenme seguir cantando
hasta que aparezca el sol
para que las penas salgan
de adentro del corazón.

Tu danza, morena,
quiere alas para volar
es libre tu canto
porque es libre tu soñar.

Si callan los cueros
te envuelve la soledad
y ofrecen tus manos
una paloma de pan.

ternán

Letra: Martín Alemán
Música: Roberto Ternán


orden alfabético